ASPECTOS FILOSÓFICOS DE LOS ARCANOS MAYORES EN EL TAROT


ASPECTOS FILOSÓFICOS DE LOS ARCANOS MAYORES EN EL TAROT

 

En una lectura de tarot siempre se busca, en sí, un significado adivinatorio y un significado evolutivo. Hay muchas personas que, dependiendo del interés que tienen en ese momento, le dan exclusivamente una vertiente adivinatoria, pero no debemos olvidar que el tarot no sólo fue creado para eso, sino como un espejo o reflejo de nuestras virtudes y defectos como seres humanos, y como una ayuda para nuestra evolución personal en el tránsito por esta vida. Por eso, los aspectos filosóficos de los arcanos mayores en el tarot son importantes.

 

Por ello, es preciso hacer referencia a que cada arcano engloba una serie de conocimientos que forman una unidad, un todo. De ahí que sea necesario conocer los distintos matices de cada carta, para aplicarlos después en las diferentes cuestiones que plantean las lecturas, o que nosotros andamos tratando de descubrir. De este modo, cada arcano engloba un gran número de conocimientos imprescindibles de pasar por alto.

 

Considero preciso recalcar que los Arcanos Mayores son comprendidos como las grandes verdades o lecciones de vida, y los Menores, como las pequeñas verdades. De ahí que tengamos que identificar y separar su significado cuando los encontremos en una lectura. Las grandes verdades representan a nuestros deseos más elevados, pero también a los más inferiores, ya que no sólo hablan de la verdad y la vida, sino también de la mentira y la muerte.

 

Los aspectos filosóficos que englobaría cada Arcano Mayor son los siguientes:

 

EL LOCO (0): la inconsciencia e incomprensión. La libertad e inseguridad. Todo es nuevo.

 

EL MAGO (I): la buena acción a cambio de nada. La inocencia y el empuje para el inicio de nuevas tareas.

 

LA SUMA SACERDOTISA (II): la cruda realidad, el aprendizaje. La inactividad producida por la meditación.

 

LA EMPERATRIZ (III): la afabilidad y la alegría. La eclosión y la naturaleza en estado latente. Maternidad y consecución de objetivos a base de esfuerzos.

 

EL EMPERADOR (IV): la lucha por ser el mejor. El orgullo del Yo. La familia. El Padre.

 

EL SUMO SACERDOTE (V): la enseñanza, el estudio, la reflexión. La vocación.

 

LOS ENAMORADOS (VI): la atracción y adoración, el ídolo. El amor. La obsesión que nos consume. La duda y el dilema.

 

EL CARRO (VII): la búsqueda de cosas nuevas. La libertad conquistada. El éxito. Nuevos horizontes.

 

LA FUERZA (VIII): la lealtad a una causa o persona. La fuerza para salir adelante. La pérdida del miedo a la soledad. La valentía.

 

EL ERMITAÑO (IX): el aislamiento. La soledad para pensar. La reflexión y el conocimiento.

 

LA RUEDA DE FORTUNA (X): lo que tenemos a favor y en contra. Los cambios constantes de la vida. Los altibajos de la existencia. La suerte.

 

LA JUSTICIA (XI): el equilibrio. La elección de lo adecuado. Decir SI y decir NO.

 

EL COLGADO (XII): estancamiento, sacrificio voluntario. La lucha para averigüar el porqué de las cosas.

 

LA MUERTE (XIII): el misterio. El cambio hacia lo nuevo, lo distinto. Un borrón y cuenta nueva en la vida. El final de una etapa.

 

LA TEMPLANZA (XIV): el equilibrio y la mesura. Las fuerzas equilibradas. Sensatez. Corresponder a quien nos ama.

 

EL DIABLO (XV): el Ego. La tentación que empuja diciéndonos lo que deseamos escuchar. El peligro de un paso en falso.

 

LA TORRE (XVI): la caída. El derrumbre y fracaso. El odio repentino al descubrir la verdad. La pérdida de los valores anteriores.

 

LA ESTRELLA (XVII): la ilusión y esperanza. La verdad sobre todas las cosas. Las fuerzas astrales benéficas. Un buen camino hacia la obtención de lo deseado.

 

LA LUNA (XVIII): la inseguridad eterna. La oscuridad. Engaños y dudas. El lado conflictivo de las cosas.

 

EL SOL (XIX): las ganas de vivir. Se consigue la felicidad. Luz y vida. La obtención del placer.

 

EL JUICIO (XX): la claridad de ideas frente al mundo. Lograr imponer nuestras convicciones propias. Sacar a la luz lo recóndito. Un renacimiento.

 

EL MUNDO (XXI): la verdad interna que no se puede expresar. La realización y el éxito. Lo interno del YO que nadie conoce.

 

Estos que aquí indico son los significados raíz que ayudan a la comprensión global de lo que representa cada arcano. Es interesante que los apliquéis en vuestra lectura, si deseáis obtener una visión completa de ella.

 

¡Hasta el próximo día!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.