Cinco de Oros


 

Cinco de Oros

 

El arcano que hoy nos ocupa es ciertamente negativo, algo común a la mayoría de los cincos, sean del palo que sean. No en vano, la numerología siempre nos habla al respecto del número 5 como uno de los más inciertos e inestables a todos los niveles.

 

En el tarot Rider Waite, el Cinco de Copas no induce a ninguna confusión con la alegoría de su imagen. Dos personas, envueltas en harapos, se arrebujan bajo el frío con una sensación de desamparo y desvalimiento. Por eso, el Cinco de Oros nos habla de crisis económica, soledad y marginalidad, todo ello motivado posiblemente por el desempleo y el paro, y quizá algún otro tipo de problema como alcohol o drogas.

 

El mensaje que nos transmite es de mala salud, caos, pérdida, y en general dificultades por desamparo y necesidad. La evidente debilidad conlleva una pobreza física y mental, y una falta de fe en nosotros mismos por las preocupaciones que nos agobian. Nos sentimos pobres moralmente, y con mucha tendencia a la depresión y ansiedad.

 

Encontrar al Cinco de Oros invertido no nos da un augurio mucho mejor. En nuestra vida sigue reinando el caos y el desorden, y la ruina está a la orden del día. La negativa a reconocer nuestros propios errores nos ha conducido a la pobreza, y actuamos en busca de compasión y ayuda de los demás. Siguen existiendo dificultades económicas y problemas en lo cotidiano, quizá por un despilfarro excesivo. Si además se acompaña de otras cartas negativas, recalca nuestra conducta disoluta, que es la verdadera razón de la ruina económica y afectiva hacia la que nos aproximamos.

 

Por tanto, este arcano no hace más que advertirnos de que busquemos nuestra luz interior, que es más importante que cualquier manifestación externa. Si actuamos con esa intención, superaremos la actual crisis gracias al coraje y a las fuerzas unidas con nuestra pareja. Debemos tener precaución y antes de lanzarnos a nada nuevo, actuar con calma y reflexionando. Nuestra situación es muy crítica y no podemos arriesgarnos todavía más.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.