Cuatro de Espadas


 

Cuatro de Espadas

 

De un primer vistazo, y sin tener todavía una interpretación acorde a la lectura que vayamos a realizar, la presencia de este arcano, el Cuatro de Espadas,  parece inducirnos a pensar en enfermedad y letargo por la alegoría de la imagen. Hay que decir que la mayoría de las veces no andaremos muy errados si tomamos esto en cuenta, aunque para ello debamos ver de qué otros arcanos se acompaña, por si éstos mejoran levemente su significado, o si por contra lo empeoran.

 

Cuando el Cuatro de Espadas sale derecho o bien posicionado, nos habla sobre todo del descanso del guerrero. Quizá sea un periodo de retirada, o de introversión y estancamiento, pero en sí suele hablar de calma y tranquilidad, aunque quizá en exceso. El consultante se ha detenido, buscando una tregua, para reflexionar y meditar respecto a sus acciones pasadas o las futuras a emprender. Necesita analizar y poner en orden su mente, y sobre todo recuperar su fe para superar las dificultades mentales en las que se encuentra inmerso. También es posible que, dependiendo de la lectura, el arcano nos indique la necesaria recuperación de la salud tras una enfermedad, o quizá algún tipo de enfermedad mental.

 

Como norma general, su consejo en esta posición habla de que las cosas van tirando adelante de una forma más o menos adecuada, aunque lo que aconseja por encima de todo es que se tenga cautela y se sepa esperar el momento adecuado.

 

Encontrar al Cuatro de Espadas mal acompañado por naipes negativos, o invertido, nos alerta de una soledad extrema y un retiro no deseados.El consultante se siente confinado, aislado o recluido, y la angustia se apodera de él, generándole ansiedad y tensión nerviosa. También puede indicarnos un agotamiento tremendo y un gran cansancio, que pueden impedir a la persona moverse.

 

De ahí que su consejo indique que es preciso realizar un esfuerzo para cambiar los acontecimientos del momento. De lo contrario, seremos incapaces de salir de ese destierro que nos hemos autoimpuesto.

 

(El lector ha de tener en cuenta que, personalmente, no leo los arcanos invertidos, por lo cual todas las explicaciones que doy en este blog corresponden a interpretaciones dependiendo de qué otros arcanos se acompaña cada carta. Aludo al término “invertido” por si a alguna persona le puede ayudar un poco más. 
En realidad, y debido a mi forma de lectura, mis interpretaciones pueden variar ligeramente de las de algunos autores, aunque habitualmente me vienen a dar una respuesta prácticamente idéntica. Dejo al libre albedrío de cada lector la forma de lectura que desee adoptar).

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *