Dos de Oros


 

Dos de Oros

 

Nos encontramos aquí con un arcano no tan benéfico como su antecesor. La imagen de la carta es harto expresiva, y nos induce a pensar en malabarismos o equilibrio económico por parte del individuo que sostiene en sus manos los oros o pentáculos.

 

Sin duda, es lo que deseaba transmitirnos Waite con el Dos de Oros: un equilibrio económico, aunque algo precario. La carta suele aparecer en momentos de gran transformación, esos en los que nos atormentamos con lógicas vacilaciones y dudas, y que nos generan inquietud y desconcierto por la alternancia de ganancias y pérdidas. En sí no es negativa cuando aparece derecha o bien posicionada, pues indica que una actividad está comenzando de forma positiva, pero siempre que mantengamos el equilibrio a pesar de nuestros deseos de posesiones materiales. Puede sugerir intercambio de favores y amistades que durarán lo que duré el interés que las provoca. De ahí que sea mejor dejar pasar el tiempo, y tener cuidado con los negocios y adquisiciones.

 

Su posición invertida indica inestabilidad económica y pérdidas a cualquier nivel. Es como si nos hubiésemos atascado en un bache económico y no supiésemos salir de él, los cual nos genera inseguridad y dificultades para adaptarnos a nuevas circunstancias. La incapacidad para conservar empleo o dinero nos hunde en una depresión en temas financieros, y nos puede llevar a cometer alguna locura por actuar a la ligera. Incluso se puede romper una amistad por abusos de confianza o incluso extorsión. Su consejo es que nos andemos con mucho cuidado ante posibles usureros, y moderemos tanto los gastos como nuestras pretensiones. Ya vendrán tiempos mejores.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.