EL LOCO (0)


 

tarot

 

Su nombre lo indica todo: falta de cordura, carencia de sentido común, inconsciencia, irreflexión. Sin embargo, este arcano encierra mucho más, pues refleja la energía vital de la totalidad, la marcha hacia adelante en busca de la libertad. El Loco se libera por fin de sus ataduras y huye, peregrinando hacia ese lugar que sólo él conoce, ese lugar que lo hará sentirse un poco más cuerdo y feliz. En su huida no le importa romper lazos, sea al nivel que sea, pues siente un desapego enorme de todo a nivel terrenal. Es el nómada, el emigrante, el gran viajero en pos de la aventura.

 

Mientas camina, hace caso a su intuición y libera sus instintos creativos, dejándose llevar por la vida con una fe ciega. Es espontáneo y risueño, fiel a sí mismo y al impulso que surge de su yo más profundo, pero inestable en el fondo. Necesita alcanzar ese aprendizaje vital que tanto precisa para serenar su vida, pero en su alma resuena la máxima de seguir a su corazón y confiar en él mismo aunque sus deseos parezcan alocados y estúpidos.

 

Sin embargo, a pesar de que sus ideas utópicas sean bellas, el Loco encierra mucho peligro. En su aspecto más negativo nos indica acciones alocadas, y un desequilibrio e infantilismo grandes que lo pueden abocar al vagabundeo. Carece de toda disciplina, y puede ser atolondrado e insensato. Eso le perjudica en su fuero interno, pues le genera una neurosis de la que no puede librarse, y que le conduce a realizar actos contraproducentes. Puede romper toda relación constructiva con la familia y los amigos en un arrebato, y seguir un sueño quimérico imposible de realizar. Su irreflexión y precipitación puede convertirlo en un bufón y titiritero que sólo hace reír a la gente. En el aspecto económico es irresponsable, derrochador y despilfarrador. Sus cuentas nunca son claras, y en su locura puede llegar a aprovecharse de los demás.

La carta que aparece pertenece al tarot Rider Waite. Por ello, el arcano aparece con el número 0, ya que en otros mazos de tarot aparece este arcano con el número 22, aunque no es muy habitual. En este caso, la presencia de este número sugiere una ausencia de todo orden y forma, de cualquier ley que sea compatible con los demás. Representa el principio y el fin.

Origen del comodín o Joker, sirve de vínculo tanto de los Arcanos Mayores entre sí, como entre éstos y los Arcanos Menores. Además, siempre potencia a la carta que le sigue, y debilita a la que abandona. Su aparición marca un nuevo inicio, nuevos comienzos; aparece en lugares y momentos donde hay una transición difícil. También sugiere la posibilidad de cambiar la dirección que llevamos. Si surge diseminado en la tirada puede indicar la existencia de nuevas oportunidades.

Por otra parte, su presencia mal aspectada nos aconseja no correr riesgos en estos momentos, pues los impulsos irracionales nos pueden llevar al abismo.

 

PROFESIONES: profesiones liberales, bohemias (artistas, cantantes…)

 

LUGARES: oficinas, fundiciones, hornos. Cuarteles. Lugares de peregrinación.

 

AMOR: es el destrozacorazones por excelencia. Inconstante en sus sentimientos, rechaza las ataduras, y puede llegar a ser bígamo e infiel. Puede hacer alusión a un amor del pasado, pasajero y que todavía no se ha olvidado.

 

CLIMA: marca una inestabilidad acentuada, microturbonadas y viento rolando. Tiempo alocado e inestable.

 

SALUD: rige la cabeza y la mente. Marca alteraciones nerviosas e inquietud, manías y neurosis, cefaleas y migrañas por nervios. Incluso habla de trastornos mentales, Parkinson y arterioesclerosis. Puede reflejar tumores cerebrales y operaciones en la cabeza, siempre que salga acompañado de cartas negativas.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.