MINERALES COMPAÑEROS DE SUEÑOS


Minerales compañeros de sueños

Minerales compañeros de sueños – Mayte del Sol

Minerales compañeros de sueños – Hoy quiero hablaros de un par de elementos de la naturaleza que provocan un efecto realmente alquímico si se utilizan de manera conjunta. Se trata de la Amatista y el Cuarzo Blanco.

 

Muchos de vosotros conoceréis las propiedades que, cada uno por su lado, poseen. Se sabe que la Amatista es una piedra muy protectora y poderosa, que tiene la virtud de poseer una elevada vibración espiritual. Por eso, protege de los ataques psíquicos, y entre otras cualidades, bloquea las tensiones geopáticas y las energías ambientales negativas.

 

La amatista resulta una herramienta muy eficaz para controlar nuestra mente cuando la tenemos  inquieta y alborotada, o excesivamente desconectada. Sobre todo, y para el caso que nos ocupa hoy, es de una ayuda muy eficaz para combatir el insomnio en casos de mentes hiperactivas, y además protege de las pesadillas recurrentes, ayudando a recordar y comprender los sueños, y facilitando el proceso de visualización.

 

Por su parte, el Cuarzo Blanco es el mineral más sanador y amplificador de energía que existe en el planeta debido a su forma cristalina helicoidal, que es única. Este mineral almacena, absorbe, libera o amplifica la energía dependiendo de la necesidad del lugar, el individuo o el momento, por lo que en general es muy eficaz para desbloquearla.

 

Se sabe, porque se ha podido observar a través de la cámara Kirlian, que sostener un cuarzo en tu mano duplica las dimensiones de tu aura. El cuarzo tiene la capacidad de disolver las semillas kármicas, y es un gran potenciador de las capacidades psíquicas. Por eso, puesto en combinación con la Amatista, resulta implacable ante un ataque energético nocturno mientras nos encontramos durmiendo.

 

Todo lo que aquí os explico es debido a que ambos minerales, puestos juntos debajo de la almohada de la cama a la hora de irnos a dormir por la noche, ejercen todos sus beneficios de una manera notable. Es algo que vengo observando desde hace bastante tiempo, pues mis “correrías” oníricas en ocasiones son algo desagradables. Tengo facilidad para proyectarme astralmente, tal como me han indicado los entendidos, y eso me hace viajar en ocasiones a planos desagradables o donde pululan energías bastante negativas.

 

(De ahí que en este blog hable, a menudo, de este tipo de “visitas” y experiencias oníricas. Es importante conocerlas para que no nos asusten más de lo debido, o para que estemos preparadados para enfrentarlas.)

 

Es por eso por lo que cada noche me acuesto habiendo colocado previamente mi amatista y mi cuarzo blanco bajo la almohada. Os garantizo que ejercen un resultado sorprendente. Si sois víctimas de insomnio o pesadillas habituales, notaréis como éstas desaparecen de una manera sutil, dando paso a sueños o proyecciones astrales más agradables y comprensibles. Además, ambas os ayudarán a recordar mejor los sueños o experiencias oníricas.

 

Por supuesto, es cuestión de paciencia. Con ello quiero decir que, tal vez, en la primera noche no obtengáis los efectos deseados por estar demasiado cargados vosotros. Es cuestión de ser constante e intentarlo cada noche. En pocos días, los minerales pasan a tener su efecto de manera contundente.

 

No dejéis de probar lo que aquí os recomiendo y quedaréis francamente contentos. Es uno de mis consejos para este próximo año que comienza, el cual espero os sea muy benéfico. También os dejo un link a otro artículo mío donde, si así lo deseáis, podéis aprender a programar vuestros sueños, siempre ayudados por estos dos minerales de los que hoy os he hablado.

CÓMO PROGRAMAR LOS SUEÑOS

 

¡Hasta la próxima!

 

Fuente:  “La Biblia de los Cristales” – Judy Hall (Ediciones Gaia – 2005)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *