Seis de Espadas


 

Seis de Espadas

 

Menos negativo que su predecesor, el Seis de Espadas siempre nos habla de un nuevo rumbo que se otea en nuestro horizonte. La vida nos impone la búsqueda de un mejor destino, aunque debamos emprender un viaje no deseado, pero no por ello menos necesario. Esa nueva orientación que indica el arcano nos permitirá reequilibrar nuestra situación personal, especialmente a nivel mental, pues sufrimos una gran ansiedad.

 

El Seis de Espadas encierra también un fuerte significado de vigilancia ante posibles imprevistos para los cuales debemos estar preparados. Lo crítico de la situación nos aconseja que cambiemos de rumbo y nos despeguemos de todo y de todos. El tiempo que viene es frío y de carencia, pero llegaremos a buen puerto si obramos de esta forma. Hay que tener en cuenta que nuestro objetivo ha de ser siempre evolucionar en la vida, y si para ello debemos cambiar nuestra dirección, esta forma de actuar es irremediable.

 

Su presencia al derecho en la tirada puede indicar un viaje por el agua o cerca del agua, algo que deberemos tener en mente al extraer la interpretación. Otro indicativo importante es que, con arcanos muy positivos, suele aludir a un pequeño éxito ante una situación que nos provocaba ansiedad. Para ello, será siempre preciso actuar con audacia y vigilar en todo momento cualquier circunstancia que se nos presente al paso.

 

Como no podía ser de otra forma, su consejo nos incita al cambio como única solución cuando el estancamiento resulta intolerable. Sin embargo, nos alerta para que no emprendamos nada irreflexivo.

 

Su posición invertida o mal ubicada en la tirada habla de huida y escape más que de cambio, aunque en este caso se deba más a una obligación por destierro, o tal vez extravío propio. Es posible que estemos sufriendo una depresión que nos estanque en nuestras intenciones, originando en nuestra mente un desorden y pensamiento estáticos. De ahí que sean frecuentes las decisiones erróneas.

 

En este momento de nuestra vida nos encontramos en una situación estancada, que nos impide tener una visión objetiva para alejarnos de forma adecuada. Por eso, la solución es difícil y lenta.

 

El consejo del arcano en este caso es intentar perseverar en las iniciativas emprendidas y no ceder al desaliento. En el fondo, algo se está moviendo en la dirección adecuada.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.