2021, EL AÑO DEL SUMO SACERDOTE 2


2021, el año del Sumo Sacerdote - Mayte del Sol

2021, el año del Sumo Sacerdote – Mayte del Sol

 

2021, el año del Sumo Sacerdote. Hacía tiempo que no colgaba mis predicciones para el próximo año en el blog, pero en esta ocasión me he decidido a hacerlo ante la envergadura de los acontecimientos a nivel mundial. 2020 ha sido un año fatídico en muchos aspectos, especialmente en el sanitario, porque hemos perdido muchas cosas: salud, status económico, empleo… y especialmente seguridad en nosotros mismos. Y sobre todo, lo que se han perdido son muchas vidas en una pandemia a nivel global que se ha llevado por delante cientos de miles de personas.

 

Ciertamente, la curiosidad o necesidad de saber lo que nos depara el futuro es algo que se está extendiendo entre la población más de lo habitual. El deseo de que este mal sueño finalice es algo común, y de ahí que haya querido indagar con mis cartas acerca de lo que nos depara el próximo año. Quiero aclarar que no voy a hacer predicciones a nivel pormenorizado, sino de una manera global. Detenerme a hablar de problemas locales o nacionales sólo puede incitar a errores que luego son tenidos en cuenta de manera puntual, señalando con el dedo lo que dije equivocadamente, y obviando lo que sí predije con éxito. Vaya por delante esa aclaración.

 

Pasando ya al tema en cuestión, vamos a entrar en el año de El Sumo Sacerdote o Papa (2021, arcano 5: 2+0+2+1=5). Quien sepa un poquito de tarot conocerá que el Sumo Sacerdote habla de precaución, sobriedad, austeridad, espíritu de sacrificio, paciencia, cuidado y sensatez, pero también hace alusión al terapeuta, al médico, al profesional que vela por nuestra salud a todos los niveles. Tal vez eso sea una premonición de que el 2021 va a estar gobernado por ese gremio, dado que las vacunas para luchar contra la Covid-19 ya están en marcha, y deduzco que también continuarán investigándose sus orígenes y buscando una erradicación total de dicho virus. Por supuesto, ese va a ser el tema principal sobre el que girará todo el año, pues intuyo que no está todo dicho. El coronavirus va a seguir campando a sus anchas. En estos momentos vuelve a haber nuevas cepas que auguran otra vez contagios a escala mundial y de gran calado, así que el futuro es todavía incierto a ese nivel.

 

El arcano que marca el año, el Sumo Sacerdote, simboliza la máxima autoridad o capacidad espiritual para conectar el mundo terrenal y material con el celestial, el superior o del Más Allá. Es la mente capaz de aunar lo visible con lo invisible, lo mundano con lo sagrado. Por eso, una de las preguntas que he realizado al tarot ha sido por el Papa Francisco, máximo exponente de la religión católica, una de las más numerosas del planeta. Muchos os preguntaréis qué es lo que pinta en toda esta historia Bergoglio, pero pienso que es un hombre que va a adquirir cada vez mayor protagonismo. Nos van a apretar tanto las tuercas a los ciudadanos, que él se va a erigir en líder a nivel mundial.

 

Ya sabemos que el Vaticano tiene mucha fuerza, aunque también haya otras religiones que la tengan, pero en concreto la figura de este Papa va a ser predominante en 2021. Es probable que su imagen sea la que influya, más que nadie, para que el pueblo acepte las medidas que se tomen respecto a la Covid, sean las que sean. Es decir, hará de mensajero o digamos que será el portavoz de estos cambios. Y desde luego, tiene mucho sentido porque es 2021, el año del Sumo Sacerdote.

 

Si nos enfocamos en el tema económico, este arcano aconseja prudencia, austeridad, ahorro, mesura, equilibrio… En sí, advierte que hay que evitar grandes gastos o inversiones, puesto que se acerca un período difícil, de penuria, de poco dinero, de máxima austeridad y ahorro, de “vacas flacas” en que habrá que apretarse el cinturón. Y eso es lo que veo reflejado en la situación económica que estamos atravesando a nivel mundial, y que continuará en 2021, ya que se augura peor que en el año que estamos terminando. Si en 2020 la economía ha sido catastrófica por la pandemia, las expectativas no son mejores. Cierre de comercios y negocios, empleados perdiendo sus trabajos… En ocasiones, y sólo en ocasiones, los medios de comunicación quieren transmitir tranquilidad, pero las cartas hablan de un futuro económico bastante negro.

 

Yo no soy conspiranoica ni amante de las conspiraciones, pero debo confesar que a través de las cartas he visto claramente el tema del coronavirus como una excusa. Por los naipes, y por mi criterio personal, entiendo que no es tan grave ni letal como la parafernalia que están montando. Es la excusa o coartada perfecta para producir un cambio social, sobre todo en nuestro mundo, un cambio que puede ser de enorme calado, y aquí la figura del arcano del año es predominante, sobre todo si la interpretamos invertida. En dicho caso, la carencia de sentido común, el riesgo de ser perjudicado por mentiras y calumnias, el peligro de recibir malos consejos de asesores, médicos, etc. es importante. Las intrigas o engaños pueden estar a la orden del día, y en este aspecto, la gente que conserve su trabajo cada vez lo hará en condiciones más precarias.

 

En sí, los naipes hablan de que la Covid es una excusa perfecta para todo, una especie de cajón de sastre. Todo tipo de medidas, sobre todo económicas y sociales valdrán, aunque sean lesivas para la ciudadanía a nivel global, que me temo así ocurra. Mientras la gente está pendiente de los PCR positivos o negativos, por debajo subyace una guerra mundial económica. Sin bombas, sin desembarcos de Normandía, pero una guerra entre Oriente y Occidente. Los dos grandes bloques representados sobre todo por USA y por China.

 

Sé que todo lo anterior da una imagen apocalíptica del panorama que se nos avecina, pero también hay que tener esperanza en que ese Sumo Sacerdote, ese Papa que va a predominar durante los próximos doce meses, saque a relucir su aspecto más positivo y nos prepare para ser fuertes y superar los obstáculos que pueden venir como un tsunami tras esta pandemia que, desde hace muchos años, no se había vivido con semejante virulencia.

 

Y como resumen, aquí os dejo la tirada principal que he realizado (aunque he tirado unas cuantas veces el tarot con diversas preguntas), para que aquellos a los que os interese el tarot, observéis y saquéis vuestras propias conclusiones sobre lo que marcan los arcanos como predominante para el 2021. Recordad que esta mancia siempre indica tendencias, nunca es tajante ni rotunda. Ese es el misterio del tarot. En nosotros reside saber interpretarlo de manera adecuada, y adaptarlo a nuestra vida para que ésta sea lo mejor y más llevadera posible.

 

Compartir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

2 ideas sobre “2021, EL AÑO DEL SUMO SACERDOTE

  • Rosa monforte galvez

    Gracias por tu interpretacion palabras.
    Coincido contigo, en que, el covid es la escusa perfecta, para trasformar un a sociedad a nivel mundial, con que fin… lo desconozco.
    Este periodo que llega, sineto que nos trae mas rapidez, mas convulsion.
    Confio mantener mi yo superior, mi gran espiritu con fortaleza y confianza.
    Un abrazo de corazon Maite

    • Mayte del Sol Autor

      Gracias por tu comentario, querida Rosa. Lo del Covid nos va a traer más sorpresas de las que deseamos, pero debemos mantenernos centrados y luchar porque nada cambie nuestro rumbo.

      Un fuerte abrazo y que el 2021 sea muy positivo para ti.