LOS SIETES CICLOS DEL AÑO 12


Los Siete Ciclos del año

Los Siete Ciclos del año

La mayoría de la gente desconoce que, con la llegada de nuestro cumpleaños, es cuando realmente comienza el nuevo año para nosotros. La festividad del 1 de Enero es algo impostado y popular, muy celebrado por cierto, pero que nada tiene que ver con la realidad de cada persona y sus vicisitudes a lo largo de la vida.

 

Según la Astrología y la Numerología, existen siete ciclos en un año, los cuales se comienzan a contar desde el día del cumpleaños, y cuya energía es favorable o no para las diversas actividades que emprendemos y materializamos. La astrología lo refiere como “Revolución Solar”, es decir, el movimiento que sigue el sol durante los próximos 365 días. La Numerología, por su parte, habla de bloques de 52 días a partir de la fecha de cumpleaños. Dichos bloques están íntimamente relacionados con los biorritmos o ciclos biológicos que tenemos programados genéticamente, y que cada cierto tiempo van causando determinadas actitudes favorables o desfavorables en nosotros.

Realmente, en nuestros genes hay programas que nos permiten ir desarrollando determinadas características a lo largo de nuestra vida, comenzando en la infancia, pasando por la adolescencia y la madurez, y llegando hasta la vejez. Algunos investigadores de la Metafísica y la Teosofía han tratado de descubrir qué relación existe realmente entre esas programaciones genéticas humanas y los llamados “Siete Ciclos del Año”.

 

Estos Siete Ciclos se calculan de la siguiente forma: en un calendario se marca el día de nuestro nacimiento o cumpleaños, y a ese día se le añaden 52 más, o sea, 53 días. Ese es el Primer Ciclo. A partir de ahí, se van contando bloques de 52 días cada uno. Cada uno de esos días que hace el número 52 es aconsejable sombrearlo en color diferente para identificarlo de forma fácil. Y ya tenemos los siete.

Para que quede más claro, voy a poner un ejemplo. El Ciclo Uno comienza el día que celebras tu cumpleaños, y a ese día le añades 52 más. Queda un bloque de 53 días, que es tu primer ciclo. El siguiente comenzará después del día 53, y así sucesivamente. Siempre cada 52 días. El cálculo es: 52 x 7 = 364 días del año, pero como en el primer ciclo sumaste un día más (el de tu cumpleaños), cubres completamente los 365 días del año.

Y ahora, os explico en qué consiste cada ciclo.

 

CICLO 1 (los 52 días siguientes a la fecha de cumpleaños)

Es el mejor de todos, el de los comienzos y el que debemos aprovechar para comenzar en un nuevo trabajo, para iniciar una relación o para emprender un viaje, por ejemplo. Todo lo que hagamos en las siete semanas siguientes a la de nuestro cumpleaños estará muy bien auspiciado y con muchas posibilidades de éxito.

Por eso, es el momento ideal para lanzarnos y emprender aventuras o riesgos ya meditados. Muchas relaciones sentimentales o uniones comienzan durante este ciclo, y se dice que suelen perdurar. De todas formas, si nuestra pareja está en un ciclo diferente, la cosa cambia y habrá que buscar el que mejor se combine dentro de los siguientes. Si los dos miembros de la pareja se encuentran en el Ciclo Uno, es cuando se habla de una unión duradera y estable.

 

CICLO 2 (desde el día 53 hasta el 103 después del cumpleaños)

Es el de las parejas, un momento ideal si se está considerando una boda o irse a vivir juntos. Es una buena etapa para comenzar sociedades comerciales, firmar papeles de negocios, alquilar un piso o compartir gastos de vivienda con alguien.

Si dos personas se encuentran en este mismo ciclo e inician algo conjuntamente, están destinados a obtener éxito, y si uno de ellos estuviese en su Ciclo Uno, también sería muy prometedor. Lo que sí debe evitarse es unir este ciclo con el Siete, puesto que en el último ciclo las cosas terminan y se cierran, y aunque esto no signifique que vayan a surgir divorcios o separaciones, si puede indicar ciertas complicaciones o problemas.

 

CICLO 3 (desde el día 104 hasta el día 155 después del cumpleaños)

Es un periodo ideal para disfrutar de vacaciones, viajar, divertirse o lanzarse a nuevos proyectos relacionados con el entretenimiento en general. Momento en que las cosas fluyen bien, los temas de papeleo se resuelven, y se obtienen estupendos resultados en lo referente al turismo, los vuelos de aviones, los cruceros, etc. También es una época propicia para adquirir un automóvil, visitar parientes que viven en otros lugares, o para dedicar el mayor tiempo posible a disfrutar socialmente, haciendo nuevas amistades y planeando actividades al aire libre.

 

CICLO 4 (desde el día 156 hasta el 207 después del cumpleaños)

Este es un ciclo algo delicado. Por una parte, es positivo para la evolución de los temas económicos y las adquisiciones a nivel hogareño, pero por otro lado es algo peligroso en cuestiones laborales y legales. Por eso, en esta época no es conveniente meterse en juicios o demandas. Además, los divorcios y separaciones suelen producirse en malos términos, y en el trabajo existe mucha tendencia a cometer errores o descuidos, tomar malas decisiones o discutir con compañeros o superiores por cuestiones superficiales. Respecto a la salud tampoco es muy favorable, sobre todo a la hora de intervenciones quirúrgicas, sean del tipo que sean. Mejor esperar a otro momento.

 

CICLO 5 (desde el día 208 hasta el 259 después del cumpleaños)

Es un momento entusiasta e ideal para expandir la conciencia e iniciar estudios, sean del tipo que sean. En este ciclo nos encontramos muy receptivos intelectualmente, y nuestra voluntad se fortalece, además de que sentimos menos presión. Además, los planes de salud en caso de que nos encontremos enfermos, pueden dar resultados excelentes. Es un momento de éxito para deportistas, estudiantes, ejecutivos y todas aquellas personas que deban tomar decisiones importantes que afecten a un colectivo grande.

 

CICLO 6 (desde el día 260 hasta el día 311 después del cumpleaños)

Es el ciclo del amor y la familia, y un momento ideal para tener hijos, rehacer la vida sentimental, casarse, establecer un compromiso formal, arreglar problemas familiares, visitar a seres queridos, hacer testamento, ceder propiedades u organizar la vida en común.

Es importante que este ciclo se aproveche bien, porque será en el siguiente cuando recogeremos lo que hemos sembrado durante estas semanas, y si no ha sido algo sólido, se cerrará sin éxito. En cuanto al inicio de una relación sentimental, si nuestra futura pareja se encuentra en este mismo periodo o en los ciclos Uno o Dos, la situación vendrá bien auspiciada. Sin embargo, si la otra persona está en el Ciclo Siete, surgirán dificultades.

 

CICLO 7 (desde el día 312 hasta el día anterior al cumpleaños)

Es el más delicado, y en el que eliminamos todo lo negativo. Digamos que llega el momento de preparación para nuestro cumpleaños. De ahí que no se recomiende empezar nada en estas siete semanas anteriores a dicha fecha, ya que no están bien auspiciadas.

No hay que pensar que es un ciclo negativo, pero en él es donde ocurren la mayoría de accidentes, trastornos menores de salud, problemas crónicos, malentendidos con amigos o pareja, agotamiento físico o mental, y en general, cambios fuertes. A pesar de todo lo anterior, hay que señalar que en el Ciclo Siete es cuando se pone fin a todo aquello que no nos conviene. Es como una gran limpieza interna que hacemos y que necesitamos. Todo aquel que haya sabido aprovechar el año y los seis ciclos anteriores, verá resultados óptimos y terminará lo que se había propuesto, sacando al mismo tiempo de su vida aquello que ya no funciona ni sirve.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

12 ideas sobre “LOS SIETES CICLOS DEL AÑO