Caballo de Espadas 4


 

Caballo de Espadas

 

La fuerza y vitalidad que emana este naipe nos transmite gran parte de su significado más oculto. Eso es, el desafío al destino con valor, bravura y un impulso vehemente. Su instinto aventurero le incita al idealismo, aunque a veces con un excesivo entusiasmo que puede llevarle a avasallar sin quererlo.

 

El Caballo de Espadas siempre habla de la necesidad de realizar un cambio drástico en nuestra vida. Puede hablar de nuestro impulso y vehemencia, que deberemos poner en acción con la máxima habilidad para conseguir lo que nos proponemos, o bien de un hombre joven, enérgico y audaz. Quizá incluso podría ser un militar, pero en todo caso debemos pensar en él como un fuerte aliado que podría ayudarnos a resolver un conflicto en ciernes.

 

Si nos encontramos ante una situación que requiere acción y audacia, las posibilidades para obtener la victoria sobre las dificultades y los rivales son máximas, siempre que no nos dejemos dominar por actitudes de inmadurez y fanatismo, cosa que a veces el Caballo de Espadas suele conllevar. Sobre todo, es importante que la lucha sea por unos altos ideales. En ese caso, nuestro ímpetu, espíritu combativo y destreza nos darán el triunfo.

 

No obstante, debemos estar alertas pues si este naipe aparece acompañado de arcanos negativos, puede ser portador de malas noticias.

 

Ante todo, se impone la justa y necesaria diplomacia en nuestras acciones, para no pecar en exceso de vehemencia y demasiada impulsividad.

 

El Caballo de Espadas invertido transmite otro mensaje mucho peor, pero también igualmente contundente. Verlo mal posicionado nos puede hablar de un exceso de fanatismo que nos puede abocar a la imprudencia y extravagancia. Incluso podríamos sentirnos superiores a los demás, y volvernos agresivos con nuestra palabra.

 

Su presencia puede referir la aparición de un enemigo peligroso de quien debemos protegernos; podría ser un traidor, un espía o un adversario taimado. En ese caso, la inminencia de conflictos es patente, y hasta podrían durar más tiempo de lo que nuestra capacidad podría aguantar.

 

Por eso, su consejo en esta posición es que reflexionemos y razonemos antes de actuar. Debemos guardarnos de imprudencias y decisiones precipitadas que, en principio, podrían aparentar positivas pero que no lo son en absoluto.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

4 ideas sobre “Caballo de Espadas